La domótica en tu hogar

Con la domótica en tu hogar puedes controlar desde las acciones más cotidianas, desde subir y bajar persianas, regular la temperatura de nuestra casa, a abrir y cerrar puertas y ventanas. Estamos rodeados cada vez más de elementos domóticas, pero muchas personas desconocen en que se basa y cuáles son las ventajas del uso de la tecnología domótica.

¿En qué consiste la tecnología domótica?

La domótica es una tecnología que se ajusta a nuestro hogar, haciendo nuestra vida mucho más sencilla. Está formada por una serie de sensores, sistemas y programas especiales para hacernos la vida más fácil. Las aplicaciones de la tecnología domótica en el hogar son muy variadas.

En los equipos actuales la domótica se sincroniza con nuestros teléfonos móviles, pudiendo interactuar entre las diferentes opciones. Es decir, que no manipulamos el aparato de manera manual, ni tan siquiera se usa el clásico mando a distancia, para estar usando tecnología domótica. Todo se realiza a través de una aplicación móvil de fácil descarga, donde puedes programar todas las funciones del hogar.

¿Qué ventajas aportan la domótica en tu hogar?

Seguridad: Los sistemas y sensores son capaces de detectar movimientos y cualquier presencia en el hogar, incluso nos avisa al teléfono móvil, con independencia de en dónde nos encontremos.

Automatización: También puede automatizar ciertos procesos, como la apertura y el cierre de ventanas y persianas.

Control de las condiciones del hogar: Podremos controlar algunos datos como la temperatura, el termostato, detectar un incendio, fugas, así como toda una serie de datos relacionados.

Control del encendido y apagado de luces: Los equipos domóticos se pueden programar un horario en el que se apaguen o enciendan las luces.

¿Cómo podemos proceder a la instalación de este tipo de tecnología?

Debemos contratar un instalador profesional. No puede faltar una conexión Wi-Fi con la suficiente potencia como para llegar a toda la casa.

Además de una señal Wi-Fi con la suficiente potencia como para encargarse de todas las misiones que le encomiendes, necesitarás una centralita domótica. “Es la unidad que centraliza la tecnología para el funcionamiento del sistema domótico, es decir, ‘el cerebro del sistema’”. Desde la centralita controlarás todos los sistemas domóticos que vayas instalando, y en la actualidad son incluso capaces de reconocer automáticamente los dispositivos que se van añadiendo.

Share this: